El ejemplo.

Los hombres son como son,
¡estúpido aquel ¡
que pide que sean como él.

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Simplemente felicitarte por tu blog y tu hermosa poesía, la cual es sincera y directa!!

    Te visito desde

    http://desdoblamientointelectual.blogspot.com/

    Suerte!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:53 p. m.

    asi es amigo,,,abrazos,,,,castillo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:54 p. m.

    ¡Ohhhhhhhhhhhhhhhh! ¿Cómo estás? Tanto tiempo..................

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:55 p. m.

    Cierto Jorge amigo
    existenlos grandes velos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:55 p. m.

    Buena mañana acompañada de la palabra con sentido, gracias amigo.

    Tanto significa el otro para mí … porque puedo aprender de él precisamente todo aquello que no soy

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:56 p. m.

    Muy bueno

    Jaime Hales

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5:57 p. m.

    cierto por eso trato de ser serenamente anonimo.
    saludos a mi chiquillo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés