Entradas

Mostrando las entradas de diciembre 29, 2010

La costumbre de saludar es como abrir la ventana y ver a quién despedir o a quién recibir.

Por Jorge J. Flores Durán

Te busqué por todas partes, fue lo que te escribí el invierno recién pasado. Yo pensé que habías huido, entonces te busqué por los lugares donde yo creí que te escondías, y no pude encontrarte. Nunca pensé que te refugiarías en ti misma, es por eso que no te hallé, cómo lo iba a saber, cómo una persona se esconde sin esconderse, he aprendido que el mejor escondite es no esconderse. No te llamé a tu portable, a tu casa, a tu trabajo, no te escribí a tu e-mail, no leí tu blogs, pensé que estabas clandestina, que habías cambiado tu rostro, tu vestimenta, tu forma de ser, ya no usarías el Rouge en los labios, que ya no sonreirías, que te habías encargado de no dejar rastro. Fue así que conocí el resto de la ciudad, sus parques, sus colinas, esos bares, los teatros, las bibliotecas, los salones de baile, toda la ciudad la conocí, finalmente toda la ciudad la terminé por conocerla porque yo pensé que tu huía…