Jean Genet: L´amour d´une mère restè lettre morte




“Hay una cosa que aún no entiendo, ¿porqué mi madre me abandonó?”
Jean Genet


Mucho se ha hablado en torno a la narrativa del escritor francés Jean Genet, por ejemplo se puso en duda la condición de “marginalidad” en sus obras. La carta que presento, escrita por su madre, demuestra que fue abandonado por ella en un “hogar” de la asistencia pública francesa y de paso responde a la pregunta que se hiciera Jean Genet. “Hay una cosa que aún no entiendo, ¿porqué mi madre me abandonó?”

Jorge J. Flores Durán
Poeta.




Señor Director de la asistencia pública.

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos comunicamos, deseo expresar que sigo atormentada por mi hijo Frééric Genet, como usted bien sabe nació el 1 de marzo de 1913, y lo tuve que abandonar el 26 de abril. Necesito saber noticias de él, pues supe que se encontraba muy enfermo. También debo confesar que tengo otro hijo llamado Jean Genet nacido en París el 19 de diciembre de 1920, a quien también deseo concedérselos. Créame señor que mi pena es inmensa al saber que no puedo traerme a Frédéric y ahora no pudo tener a Jean es por eso que le suplico que acepte mi petición sabiendo que mi tristeza será inmensa y continua, y que corroerá mi corazón.
Yo no puedo darle mi dirección, porque la última vez han venido hacer una encuesta a mi domicilio en relación a mi situación económica, a mi pesar debí abandonar está pequeña pieza que alquilo, por el miedo a que mis hijos me sean devueltos, yo no tengo condiciones de hacerme cargo de ellos, mi vida va de mal en peor y si los niños estuvieran a mi lado, su vida sería desastrosa.
Yo espero Señor muy sinceramente que usted me comprenda y me perdone, y que no rechace mi petición concerniente a mis dos pequeños hijos. No pierdo las esperanzas que algún día mi situación mejore y mis niños puedan vivir al lado de su madre. Aunque veo lejana esta posibilidad.
Reciba Señor mis saludos y reconocimiento muy respetuosamente.

Camille Genet
Poste restante Bereaux 5
(Apartado posta oficina 5)

Comentarios

  1. Anónimo10:24 p. m.

    Gracias Jorge!
    Por que nos abandonamos?
    Un abrazo
    JC

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:47 p. m.

    hermoso si creo que de algun lado
    todos somos un poco huerfanos.
    gracias y que tengas una muy
    buena semana.
    saludos a mi cabro.
    charles

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:35 p. m.

    Que hermozo hubiera sido haber podido abrazarla una vez mas y a Camille por habernos dejado esta constancia.
    Saludos
    Leonardo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida