palabras



Nunca antes la palabras estuvieron tan mudas, nunca antes las palabras habían cesado, nunca antes las palabras fueron tan innecesarias, Nunca antes tuve tanto dolor por ellas, nunca antes pensé en abandonar la hoja, el carbón. Nunca antes quise salir de la sala y quedar lejos del árbol.
Fue en el año impar y cuando eso sucede todo cae lejos y muy hondo en el río. La mano o la sonrisa no pueden subir el suspiro o el deseo, los hombres no tienen los años de vida para esperar, es por eso que se produce la pena, la tristeza. Las palabras, las palabras… son eso, palabras, son las que hablan, son las que se escondes en el ruido, pero yo escribo por ti, entonces las palabras celosas se van de mi, ellas no entienden, lo que tampoco entiendo yo. Las palabras, las palabras… son eso palabras.

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida