La Luna









Si tiraras la Luna lejos de tus ojos,
como una moneda sobre una mesa,
¿Qué  pedirías tú?
La de la vida - respondiste claramente,

¿Cómo eliges? ¿Acaso tú conoces el otro lado?
La veo en tu iris, que la refleja,

¿Cómo lo sabes? Si es de noche...
Para conocer, no se necesita la luz.

Entonces ¿porqué eliges la vida?,
No hay mejor camino que vivir,
aunque la Luna te de la espalda,
la Luna no reniega,
eres tú el que no conversa con ella.
¿Qué pedirías tú?
Si no te gusta levantar los pies
como lo hacen las hojas en otoño
¿podrás acaso hablarle al oído?

Mi boca no llegaría, sí mi corazón.
Entonces respóndeme,  ¿qué pedirías tú?,

Me gusta lo que ve la Luna, la primavera,
y la sonrisa en ella.
¿Qué pedirías tú?

La del lado claro, ahí se puede escribir,
como un niño con su silabario,
como una pizarra, si, como una pizarra.
¿Qué escribirás en ella?.

¿Qué escribirás en ella?
Toda la ternura y el sufrimiento,
como un nacimiento, sí como un nacimiento,
el  nacimiento de la humanidad

¿Te alcanzará la Luna para eso?

Será un cuaderno,
cada día escribiré una pagina,

¿Tendrás vida para tanto?,
cuando escribe un poeta, no es él quien escribe,
son los cantos de las aves, el sonido  del agua, el fuego,
todos conocen la Luna.
¿Qué pedirías tú?

La de la vida, respondí claramente.

Comentarios

  1. BELLO.
    ME GUSTA ESO DE DIVAGAR SOBRE LA VIDA, LA MUERTE Y TODOS SUS CLAROSCUROS.

    uN BESO

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida