Colombia, ...La bella y la bestia

Pareciera que el mundo sigue girando en lo ejes de lo bueno y lo malo. Hoy los malos son las FARC y los buenos el estado colombiano. Y se acabó, no hay más reflexión, en este esquema no cabe un alfiler, está todo dicho.Entonces, lo que le queda a la opinión pública es aplaudir el cinematográfico rescate de Ingrid Betancourt, junto con otros ya olvidados secuestrados, simple, fácil, "de paquete", la conclusión es evidente, la verdad se impuso. ¿De qué verdad se habla?La única responsable de los secuestros es la violencia en ese país, una violencia que tiene sus orígenes en el estado capitalista narcotizado, que produce y reproduce la miseria, la desigualdad. Si la guerrilla, tiene lazos con el narcotráfico, también los tiene el estado colombiano, como lo tiene cada ciudadano de ese país, los billones de dólares que produce la droga, rozan, se deslizan entre sus fronteras, son dólares que vienen de los EEUU, principal consumidor de cocaína convertida en droga. No comparto nada con las FARC, menos sus métodos de lucha, pero esto no me ciega para ver lo que esconde la vegetación de la selva, que cambia de color, de blanco por la droga, luego verde por los dólares, todo expresado en un gran negocio, Todo está narcotizado en Colombia, hasta los ex rehenes, alcanzando a los que aplauden su liberación. Contradictoriamente la solución no está en Colombia, está en EEUU, si paran de consumir droga se les acabó el negocio a los narcos. Así el pueblo colombiano podrá despertar y darse el futuro que se merece.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés