Recuerdos de la mañana cuando fue asesinado mi hermano

Genaro entró a mi casa esa mañana,

para decirme que me quería.

Día martes del 19 Abril 1983. Yo no sabía nada sobre nada, salvo que había que sobrevivir. Me desperté temprano, trataba de no dormir cuando los asesinos no duermen. Era la rutina de los resistentes a la dictadura, comerle un pedazo al día, un pedazo a la vida, como mascar una manzana. Yo tenía que encontrarme el día jueves con Genaro, teníamos una conversación pendiente. Nunca pude realizarlo, Genaro Flores Durán fue asesinado esa mañana, me enteré por la prensa, por un flash de canal 13, luego por televisión nacional, las radios. Mostraron su cédula de identidad, vi su foto, el lente de la cámara la agrandaba a pantalla completa, Genaro entró a mi casa esa mañana a través de la televisión, para decirme que me quería. No creí que estaba muerto, salí rápidamente a hacer una llamada telefónica…—Tienen que ir a la calle Villaseca, ahí dicen que murió— la respuesta fue —Por favor dime que no es cierto—. Han pasado 24 años de esa llamada, aún me duele haberla realizado. La persona que llamé fue a nuestra madre.

Jorge J. Flores Durán.

19 de abril de 2007.


Genaro Flores Durán Mayo 1977 (lado derecho)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés