03 diciembre 2016

Recuerdo y no recuerdo LXI

Recuerdo y no recuerdo LXI
Ella
Una cosa es no poder responder a las preguntas, otra es no saber responder.
Tú debes elegir de qué lado estás en el olvido.
Memoria no es salir al patio y contar objetos que creías no tener,
tampoco recordar el perfume de las flores, el sabor de un durazno,
memoria es otro órgano del cuerpo, un órgano intangible, similar al corazón.
Te alejas sin alejarte, te despides sin despedirte, miras sin mirar y callas sin callar.
Hablas con palabras decimonónicas o de extrañas conjeturas, de significado galáctico,
si no fuera por mis recuerdos, diría que te has muerto, fallecido,
si no fuera por el amor que te tengo, diría que me has abandonado.
Continuará...
Jorge J. Flores Durán.

27 noviembre 2016

Recuerdo y no recuerdo LX


El
La ventaja está en conocer los motivos. En cambio yo no se nada, no se lo que preguntas, no se tu nombre.
La ventaja del vencedor es estar de pie, el vencido permanece sentado,
la ventaja es poder moverse por doquier, la desventaja es esperar que lo trasladen.
Si mis manos se acercarán y si tú deseas tocarlas, ellas te sonreirán,
las manos son mi cerebro, sus movimientos repetitivos no son una negación,
no son un ruido en la oscuridad.
Hay que tener cuidado con el artero, el mismo que te abraza y deja su veneno,
con el misógino que se disfraza con leyes y con sus premios literarios.
El amor es una casualidad, que casualmente todos tenemos, y que casualmente todos perdemos y que casualmente todos volvemos a encontrar.
Un volantín ama a las nubes escapando de ellas, yo te amo dejándote escapar.
Continuará...
Jorge J. Flores Durán.

17 noviembre 2016

Recuerdo y no recuerdo LIX

Ella
No solo es olvido lo que nos separa.
No consideraste mis palabras, mis ruegos, para cambiar,
una persona que sólo lee, termina postrada en el conocimiento,
víctima de la cárcel de las ideas, del lamento y la manipulación,
eres uno de tantos presbíteros que enferman y piden que recen por él,
sí el sufrimiento y la compasión fueran una virtud divina, ese mundo no existe.
Nosotros somos parte de la sonrisa y de las carcajadas, de la simpleza del agua,
ven a mí, no te quedes en las tinieblas, ven a la vida, podemos recomenzar,
cuánto cuesta decir mi nombre, es sólo un gesto, 
algo que indique que eres tú.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

12 noviembre 2016

Recuerdo y no recuerdo LVIII

El
Si de enfermedad se habla,
todos nos enfermamos, los que nos sanan y los que nos enferman.
Entre las manos se va también la verdad,
y todo lo que creemos retener,
fugaz el amor visita el cuerpo
y fugaz es su sabor.
Esos versos los escribí y pienso que fue pensando en ti,
antes que olvidará tu nombre y lo que te circunda.
Adelantado pensamiento a la mujer hermosa que se ha hospedado en mi corazón,
que por un olvido se retira sin dejar una dirección.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

05 noviembre 2016

Recuerdo y no recuerdo LVII

Ella
Tener un amor escondido y envuelto de explicaciones,
es sinónimo de egoísmo, de herida.
Necesito tus brazos ¿Sabes para qué? Para llorar,
me he enfermado de ti, y no puedo sanarme sin ti,
eres la enfermedad y la sanación, la moneda,
la cárcel y la salida, eres mi vida y mi confusión.
El agresor daña con su violencia, eso lo sabemos las mujeres,
existen también, los que esconden y disimulan el daño,
nos damos cuenta cuando su ira penetra nuestros huesos.
Debes decir mi nombre para detenerme, mi nombre.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

28 octubre 2016

Recuerdo y no recuerdo LVI

El
Siento que algo debo saber. Es un presentimiento, un ruido en la oscuridad,
está en mi corazón, es de indescriptible tristeza, es un sollozo, indeseado.
Me preparo para recibir una decisión que por dulce que aparezca, es un acometido final.
Trato de revisar mi vida hojeando cuadernos desgastados,
y emergen pueriles dibujos, trazos sin dirección, laberintos de letras,
y el camino del encuentro se desvanece.
No puedo resistir sólo con un ramo de rosas en las manos, o con una sonrisa dadivosa,
porque carta sin destino se devuelve amor que no llega se pierde.
El olvido es una despedida prematura sin que nadie la advierta a tiempo,
no tiene lágrimas sino mofa, se ausentan los pañuelos y se llena de silencio.
Continuará….
Jorge J. Flores Durán

22 octubre 2016

Recuerdo y no recuerdo LV


Ella.
A estas alturas las cartas están extendidas sobre la mesa, como ciudades sobre el territorio.
Te observo con el silencio entre mis manos y reconozco tu sonrisa admirable y generosa,
también el egoísmo de tu cuerpo al jugar a la compasión.
De que nos sirvió ser los mejores de la clase y de los bueno augurios de los cercanos,
si no podemos hablar y el tiempo se despide del reloj,
el cuerpo muere antes del amor y el amor sufre de amor,
¿Quién podrá vivir para sufrir? Tristes son mis conjeturas al mirar por la ventana,
y escuchar la vida sonreír, y ver a las personas pasear por los jardines una y otra vez.
Siento miedo para decir lo que debo decirte, ambos sabemos cuán poderosas son las palabras,
podré retardar el mensaje, pero un día lo sabrás.
Continuará….

Jorge J. Flores Durán